mapa

El ecosistema mediterráneo, ubicado en la costa central chilena, constituye un ecosistema de gran riqueza y potencial por su extraordinaria biodiversidad. Los hábitats mediterráneos son extremadamente especiales y se encuentran sólo en cinco áreas alrededor del planeta: Chile, California, la cuenca mediterránea, África del Sur y Australia.

Cubren sólo el 2,2% de la superficie de tierra del planeta, pero cuentan con alrededor del 20% de especies de plantas existentes (Mapa explicativo). Se predice que los ecosistemas mediterráneos podrían ser especialmente afectados por el cambio climático, pero menos del 5% están protegidos globalmente.

En Chile el ecosistema mediterráneo ha sido identificado como prioridad para la conservación de la biodiversidad, pero sólo un 1% está protegido, comparado con el 20% del bosque templado lluvioso. El bosque costero de Zapallar es el tipo específico de hábitat mediterráneo menos común y más importante para la biodiversidad; por esto se ha identificado como “hotspot” de la biodiversidad.